infografia ont

Colaboración con la Organización Nacional de Trasplantes

La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y la Fundación IMAS han unido fuerzas para investigar sobre las mejores prácticas y el impacto de diferentes procedimientos y técnicas en trasplantes. Su primera colaboración ha consistido en amplio análisis retrospectivo y multicéntrico para conocer el impacto de una técnica de preservación de órganos diseñada en España y utilizada en diversos países europeos en la donación en asistolia controlada. Los resultados del estudio han sido publicados en la prestigiosa revista American Journal of Transplantation.

De esta manera, se ha puesto de manifiesto que la donación en asistolia controlada reduce la necesidad de diálisis en los receptores de un injerto renal durante la primera semana después del trasplante y mejora la supervivencia del órgano trasplantado al cabo de un año.

Indicadores de desempeño en el SNS

Indicadores de desempeño en el SNS

Este proyecto, desarrollado con la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME) y las sociedades científico-médicas, consiste en elaborar indicadores que permitan medir el desempeño de los servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) (Servicios de Salud, áreas, hospitales, unidades y atención primaria). El objetivo es desarrollar un registro público, nacional y transparente como instrumento para la mejora de la calidad del SNS y la reducción de las desigualdades.

La propuesta y elaboración de indicadores de desempeño se concibe como un proyecto de largo alcance, liderado por IMAS y FACME con la participación de las sociedades científicas, que irá elaborando documentos de propuesta de indicadores, metodología para su elaboración y comparación entre distintos ámbitos asistenciales, en la medida que vaya progresando el proyecto y corrigiéndose las limitaciones actuales en las fuentes y en la disponibilidad de datos.

Un aspecto relevante de la metodología es que los indicadores que se propongan en la medida de lo posible:

  1. Sean de resultados (efectividad) y eficiencia (relación entre resultados y coste).
  2. Estén respaldados por evidencia científica.
  3. Tengan fuentes confiables y accesibles para su elaboración.
  4. Sean viables (costes de obtención, elaboración, etc. razonables).
  5. Cuando sea aplicable, deben tener apropiados métodos de ajuste de riesgo y ser comparables entre grupos homogéneos de hospitales, unidades asistenciales, etc.

La Secretaría Técnica del proyecto recae, por encargo de FACME, en la Fundación IMAS, quien coordina e integra las propuestas que se vayan recibiendo. Sus funciones incluyen:

  1. Analizar la información disponible de las fuentes oficiales y los proyectos RECAL.
  2. Solicitar a las sociedades científicas la información que tengan disponible sobre indicadores de efectividad clínica y analizar sus propuestas. Para ello se ha elaborado una ficha normalizada para cada propuesta de indicador, que permite generar un repositorio de indicadores para cada especialidad.
  3. Analizar las barreras existentes para poder desarrollar los indicadores más sensibles y específicos de desempeño.
  4. Desarrollar la propuesta de indicadores basados en la evidencia disponible.
  5. Proponer medidas para mejorar el conjunto de indicadores del Sistema Nacional de Salud.

Desde la constitución del grupo de trabajo en mayo de 2018, la mayoría de las sociedades científicas afiliadas a FACME han remitido sus propuestas de indicadores.

SEPD Excelente

SEPD Excelente

La Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD) ha definido los Estándares de Organización y Funcionamiento para los Servicios de Digestivo del Sistema Nacional de Salud. Este proyecto, desarrollado con la colaboración de Fundación IMAS, tiene como objetivo mejorar la atención a los pacientes atendidos por esta especialidad, los cuales suponen el 10% de las consultas en atención primaria y el 25% de todos los cánceres.

La especialidad de Aparato Digestivo provee servicios diagnósticos, terapéuticos y preventivos de enfermedades del tracto digestivo, hígado, vesícula, vías biliares y páncreas, experimentando un importante desarrollo en los últimos años con un notable incremento de la demanda de servicios endoscópicos diagnósticos y terapéuticos. Existe un gran esfuerzo asistencial y consumo de recursos orientado al diagnóstico precoz y cribado de estas enfermedades.

El proyecto de Recursos y Calidad de Aparato Digestivo (RECALAD), igual que ocurre en otras especialidades, ha identificado una gran variabilidad en la atención en los servicios de digestivo. Establecer unos estándares de calidad ayudará a las unidades a mejorar los procedimientos y procesos en la atención a los pacientes con patología digestiva y reducir las desigualdades. En este proyecto, además, definimos la visión del papel que deben desempeñar los servicios de digestivo en la sanidad pública española, lo que reforzará la labor asistencial de las y los digestólogos.

En una segunda fase del proyecto, se acreditará con el sello “SEPD Excelente” a aquellas unidades que cumplan con los criterios de calidad establecidos. La Sociedad Española de Cardiología y la Sociedad Española de Medicina Interna han puesto en marcha proyectos similares gracias a los cuales se han iniciado procesos de acreditación de calidad con los que se han certificado numerosas unidades voluntariamente.

Estándares de organización establecidos

Partiendo de una revisión de la evidencia científica y basándose en trabajos previos del Ministerio de Sanidad, de la SEPD y de otros países de nuestro entorno, se han definido cuatro grandes bloques de estándares, estableciendo una serie de indicaciones para cada una de las actividades más frecuentes en cada uno de ellos. De esta manera, hay un bloque general para las unidades de digestivo; otro de unidades funcionales (endoscopia, enfermedad inflamatoria intestinal y hepatología); procesos (atención al paciente agudo hospitalizado, apoyo de consultoría a atención primaria y otras especialidades, atención al paciente crónico complejo y de continuidad asistencial, y endoscopia digestiva ambulatoria); y procedimientos (colangiografía retrógrada endoscópica, colonoscopia, endoscopia digestiva y gastroscopia).

Las unidades de digestivo (UD), por ejemplo, deberán disponer de al menos una unidad de endoscopia y contar con un mínimo de 6 especialistas en aparato digestivo. Además, la UD debe tener asignado un responsable (especialista en aparato digestivo) con dedicación en función de la complejidad del equipo asistencial, dotarse de un Manual de Organización y Funcionamiento, especificar qué unidades funcionales constan en la cartera de servicios, tener estandarizados los principales procesos y los procedimientos que realiza y elaborar una memoria anual. El alcance del proyecto se irá ampliando en la medida que se definan los estándares de un mayor número de unidades monográficas, procesos y procedimientos.

Impulso a la gestión clínica en el Complejo Hospitalario de Navarra

La Fundación IMAS apoyó al equipo directivo del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) para impulsar la Gestión Clínica en el hospital. El objetivo del proyecto fue crear un centro más accesible para las y los pacientes, orientado a la prestación de unos servicios de calidad a través de la implicación de los y las profesionales en la gestión.

El proyecto contó con la participación de los equipos directivos del CHN y del Servicio Navarro de Salud, así como 30 clínicos de diferentes ámbitos asistenciales del hospital: médicos, enfermeras y una trabajadora social. Este grupo de Impulso a la Gestión Clínica en el CHN constituyó un think tank de cara a impulsar el modelo de gestión clínica que mejor se adaptara a las condiciones del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O). Tras sesiones presenciales y trabajo en un aula virtual con un foro de debate se elaboró, con la colaboración de la Fundación IMAS, el informe “Propuestas para la implantación del Modelo de Autogestión y Evaluación Clínica en el Complejo Hospitalario de Navarra”.

Posteriormente, se priorizó el Área del Corazón Navarra (ACN) para implantar el nuevo modelo de gestión, re-estructurando su organización y funcionamiento. Uno de los instrumentos más poderosos para rediseñar la organización y gestión del Área del Corazón de Navarra para centrarla en la atención al paciente, mejorando la calidad y la eficiencia de los servicios que presta, es el rediseño de los procesos asistenciales. La transformación desde una estructura jerárquica a otra más horizontal o “matricial”, en donde parte de los mecanismos de mando y control son sustituidos por los de delegación y evaluación, tiene un carácter muy profundo que afecta tanto a los profesionales como a los equipos directivos.

De esta manera, el proyecto involucró a los distintos actores (médicos, enfermería, gestores) y niveles organizativos (ACN, equipo directivo CHN/SNS-O). El permanente contacto con los distintos niveles organizativos permite asimismo la detección de necesidades puntuales de formación, que facilite la implantación del plan de gestión.

Sports Shoes | Women's Designer Sneakers - Luxury Shopping

banner COVID-19

Los profesionales sanitarios frente a la COVID-19.
La reforma necesaria del Sistema Nacional de Salud

Como en otros muchos otros países desarrollados, la pandemia del COVID-19 está siendo una prueba de estrés para el sistema sanitario español. Dicho examen pone de manifiesto tanto fortalezas y debilidades identificadas previamente en nuestro sistema, como otras que probablemente no eran tan evidentes.

El esfuerzo, sacrificio y compromiso que han mostrado en términos generales los ciudadanos españoles y, especialmente, los profesionales y trabajadores de la Sanidad exigen una reflexión rigurosa sobre aquellos elementos de nuestro sistema sanitario (recursos, instituciones, sistemas de gestión, modelo asistencial, etc.) que, si hubieran sido más adecuados, hubieran podido contribuir a salvar más vidas y evitado sufrimiento. No en vano, el compromiso de los sanitarios ha conllevado una elevada penalización (40.921 contagiados -24% sobre la población total de infectados-; 53 fallecidos a 21 de mayo de 2020, así como una enorme carga emocional).

Este debate, tan necesario para el Sistema Nacional de Salud y para el futuro de nuestro país, necesita obligatoriamente contar con la participación de sus dos auténticos protagonistas: los profesionales sanitarios y los pacientes. Para hacer este análisis, la Fundación Instituto para la Mejora de la Asistencia Sanitaria (IMAS), con la colaboración de diversas sociedades científicas y entidades profesionales, lanzó una encuesta anónima, vía online, con el objeto de recoger las experiencias de los profesionales sanitarios, sus evaluaciones y propuestas sobre la respuesta del sistema sanitario a la crisis del COVID-19. El cuestionario se abrió el 24 abril y se cerró el 31 de mayo de 2020 (38 días), obteniendo un total de 2.495 respuestas.

Las conclusiones de dicho trabajo han sido recogidas en el informe “Los profesionales sanitarios frente a la COVID-19. La reforma necesaria del Sistema Nacional de Salud” , el cual ha será presentado a las autoridades y sociedades científicas.

Además, los resultados de este trabajo fueron analizados en el seminario web “Los profesionales sanitarios frente a la COVID-19. La reforma necesaria del Sistema Nacional de Salud” que tuvo lugar el pasado 7 de julio de 2020 a las 18 horas. El acto, en el que participaron expertos en diferentes áreas (medios de comunicación, atención primaria, atención especializada, ciencias sociales), se realizó juntamente con la Federación de Cajas de Ahorro (FUNCAS).

 

Descargar informe

Acceder al evento

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Acepto las cookies de este sitio. Políticas de privacidad