RECALOM: Los pacientes con cáncer sobreviven más cuando son atendidos en hospitales más complejos

Se presentan los resultados del proyecto RECALOM de la SEOM con la Fundación IMAS que analiza el funcionamiento y resultados de las Unidades de Oncología en el SNS

 

El cáncer es, en España, la segunda causa de muerte (responsable del 28,4% de los fallecimientos) y la primera causa de años potenciales de vida perdidos (44,2% sobre el total en el año 2013). El índice de supervivencia de estos pacientes no sólo depende del diagnóstico precoz o del tipo de cáncer, sino de la estructura y organización de los centros en los que son atendidos. Esto es lo que ha puesto de manifiesto el estudio RECALOM (Recursos y Calidades en Oncología Médica), cuyos resultados han sido presentados en el Congreso Anual de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). El proyecto, desarrollado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) con el Instituto para la Mejora de la Asistencia Sanitaria (Fundación IMAS), relaciona estructura y procesos de los Servicios de Oncología Médica (SOM) con los resultados en salud.

Las altas hospitalarias de los SOM han crecido un 12% durante el período 2007-2013. Estos Servicios y junto con los de Medicina Interna, en la misma proporción, son responsables cada uno del 36% de las altas (excluidas las quirúrgicas) con diagnóstico principal correspondiente a enfermedades del área del cáncer. La edad promedio del paciente es de 60 años. Los cánceres que causan mayor número de altas hospitalarias en servicios médicos son de tráquea, bronquio y pulmón (20.947 casos, el 14,6% del total).

 

Diferencias entre hospitales y Comunidades Autónomas

Existe variabilidad en todos los indicadores de estructura (camas dedicadas, número de oncólogos médicos, asignación de la unidad de cuidados paliativos, etc.) y procesos (apoyo a los hospitales locales, dedicación específica a planta, etc.) en los SOM que pueden obedecer a diferentes modelos organizativos y de gestión que podrían traducirse en desigualdades en la atención al paciente oncológico.

Se han encontrado, además, diferencias entre Comunidades Autónomas en frecuentación e indicadores, que no son explicables solamente por las variaciones en la estructura demográfica de la población, pudiendo estar poniendo de manifiesto diferencias en el manejo asistencial de los pacientes con cáncer. “Estas diferencias deben estudiarse con mayor profundidad”, comenta la Dra. Pilar Garrido Presidenta de SEOM, ya que pueden existir, además, múltiples explicaciones a una variabilidad tan grande como una distinta codificación de las altas dadas por las unidades de cuidados paliativos entre Comunidades Autónomas.

Los hospitales de 500 camas o más tienen menores tasas ajustadas de mortalidad para la mayoría de cánceres. Estos centros muestran un mayor número de mejores prácticas (% de tumores protocolizados, unidades con Comité de Seguridad del Paciente) y tienen una organización que garantiza mejor la continuidad de la atención oncológica médica (guardia y dedicación a hospitalización). “Estos hallazgos abogarían por la necesidad de crear redes asistenciales que integraran la atención del paciente con cáncer a lo largo del continuo asistencial”, afirma la Dra. García Campelo, oncóloga del Complejo Hospitalario de A Coruña y Directora del proyecto RECALOM.

La principal puerta de entrada de los pacientes oncológicos a los servicios de oncología médica es a través de la derivación desde atención primaria (72% de las unidades) y el 85% dispone de circuitos rápidos para el acceso a los recursos diagnósticos, en caso de sospecha clínica fundada de cáncer. Sin embargo, solamente un 40% de las unidades dispone de un modelo de atención conjunta con atención primaria para el seguimiento a largo plazo de los pacientes que han sido tratados de cáncer.

Por otro lado, aun siendo el Comité de Tumores la forma más habitual de organización de la atención multidisciplinar a los pacientes con cáncer, en un 21% de los casos no hay nombrado un Coordinador; en el 31% no se computa la dedicación al Comité en el tiempo de los profesionales y sólo un 40% dispone de personal administrativo asignado. El funcionamiento mediante unidades multidisciplinares se sitúa alrededor del 15% para la mayoría de los tumores, con la excepción del cáncer de mama (28%).

 

Metodología de RECALOM

Este proyecto ha creado, por primera vez, un registro de todas las Unidades Oncológicas Médicas del Sistema Nacional de Salud (SNS), y ha recogido datos (mediante una encuesta a sus responsables) del 52% de ellas, que engloban el 63% de las camas instaladas. Esta información se cruza con la del Registro de Altas Hospitalarias del SNS (CMBD) cedida por el Ministerio de Sanidad para relacionar los procesos y estructura de las unidades con los resultados en salud e identificar buenas prácticas. Las diferentes unidades informantes pueden, gracias a este proyecto, compararse con la media nacional (benchmarking) para establecer líneas de mejora. Cantabria, Castilla la Mancha, La Rioja y Navarra son las Comunidades Autónomas que más han contestado a la encuesta con un 100% de sus unidades. RECALOM tiene vocación de continuar en el tiempo y acreditarse como Registro de Interés para el SNS.

Patrocinadores IMAS

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Acepto las cookies de este sitio. Políticas de privacidad