El proyecto RECALMIN destaca la relevancia de la Medicina Interna en el Sistema Nacional de Salud

El proyecto ha sido desarrollado conjuntamente entre la Sociedad Española de Medicina Interna y la Fundación IMAS

 

BANNER RECALMIN

Existen diferencias relevantes en estructura, procesos y resultados de las Unidades de Medicina Interna (UMI) entre hospitales y Servicios de Salud. Así lo pone de manifiesto el proyecto Recursos y Calidad en Medicina Interna (RECALMIN), que relaciona la estructura y actividad de las unidades de esta especialidad con los resultados en salud, y cuyas conclusiones se han presentado en el marco de la XV Reunión de Jefes de Servicio de Medicina Interna en Zaragoza que contó con la presencia de alrededor de 150 jefes de servicio de medicina interna. En este proyecto, promovido por la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y desarrollado por la Fundación Instituto para la Mejora de la Asistencia Sanitaria (IMAS), han participado 142 servicios de Medicina Interna de 139 hospitales, sobre una muestra de 241 hospitales identificados (58% de respuestas).

El estudio tiene tres componentes: 1. Disponer de información de estructura, actividad y procesos (incluidas “buenas prácticas”) de unidades de Medicina Interna con un registro elaborado a partir de una encuesta dirigida a los responsables de los servicio; 2. Analizar, mediante la explotación del CMBD (Conjunto Mínimo Básico de Datos) del Sistema Nacional de Salud, indicadores de eficiencia, calidad y resultados en salud de los servicios de Medicina Interna, cuyos últimos datos son de 2013; y 3. Investigar si existen asociaciones entre los datos de estructura, actividad y procesos con indicadores de eficiencia, calidad y resultados en salud.

La carga asistencial de las UMI en el Sistema Nacional de Salud es notable, atendiendo 1 de cada 6 ingresos hospitalarios. Las altas dadas por las UMI del Sistema Nacional de Salud han crecido un 11% durante el período 2007-2013, con una reducción del 12% en el promedio de duración de la estancia media y un progresivo envejecimiento de la población atendida. Casi un 50% de los pacientes atendidos en salas de Medicina Interna tienen más de 80 años, predominando en este subgrupo las mujeres (57%), por lo que se identifica la necesidad de disponer de información específica sobre las necesidades asistenciales y socio sanitarias de las mujeres mayores de 80 años de edad. Los principales problemas de salud que atienden las UMI son la insuficiencia cardiaca (más de 60.000 altas), seguido de neumonía (casi 40.000 altas) y otras enfermedades del aparato respiratorio (casi 30.000 altas).

Se han identificado diferentes resultados según la tipología de hospital. Por ejemplo, la estancia media en una unidad de medicina de un hospital de 200-500 camas es de 7,8 días, mientras que en los hospitales de más de 1.000 camas asciende a 10,4 días. La tasa de reingreso en un hospital de menos de 200 camas es del 12% mientras que en un hospital de entre 500-1.000 camas es de 14,8%.

En este sentido, solamente un 41% de las unidades dice haber desarrollado un programa de atención sistemática al paciente crónico complejo, es decir, “los programas de atención sistemática al paciente crónico complejo dan cobertura a menos del 24% de la población”, señala el Dr. Antonio Zapatero Gaviria, vicepresidente 1º de SEMI y coordinador del Comité Científico de RECALMIN.

Asimismo, el estudio ha detectado una relación entre la carga de enfermería y los resultados. “Por ello -señala el Dr. Zapatero- se deben ajustar las dotaciones de enfermeras a las necesidades de cuidados de los pacientes atendidos en cada unidad, dado que una mejor dotación de enfermería puede ser costo-eficiente (menos estancias y complicaciones médicas, reducción de la tasa bruta de mortalidad, etc.)”. Actualmente, probablemente existe un baja dotación de enfermeras en las salas de MI (promedio: 10,1 pacientes por enfermera en turno mañana).

También se ha identificado cierta asociación entre productividad médica y calidad asistencial (a mayor productividad, mayor calidad). Por último, el estudio recomienda reconsiderar las supuestas ventajas de las Unidades de Corta Estancia analizando no sólo el desempeño aislado de estas unidades sino su repercusión sobre el conjunto del hospital.

Informe del Proyecto

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Acepto las cookies de este sitio. Políticas de privacidad