"La digitalización del Sistema Nacional de Salud es más una cuestión cultural que tecnológica"

 

Ayerdi entrevista

Entrevista a Ignacio Ayerdi, patrono de la Fundación IMAS.

Recientemente, un grupo de expertos constituido en el seno de la Fundación IMAS ha identificado y definido 10 medidas clave en el proceso de transformación digital del sistema sanitario español. Uno de estos especialistas, Ignacio Ayerdi, patrono de la Fundación IMAS, ofrece su visión sobre este decálogo multidisciplinar en esta entrevista.

jordan Sneakers | adidas garwen spezial white shoes - New In Shoes for Men

PREGUNTA: ¿Cómo surgió la idea de este documento de consenso?

RESPUESTA: Desde la Fundación IMAS llevamos varios años siguiendo el tema de los avances en tecnologías digitales por su más que posible repercusión en la labor de los profesionales sanitarios. De manera informal, hace seis años, establecimos un observatorio de seguimiento, constituido por el Dr. Julián P. de Villacastín, Marian Bas y yo mismo, que nos permitió ir recogiendo iniciativas nacionales e internacionales en este campo.

En julio del 2016, en el marco de unas jornadas FACME de Gestión Clínica se hizo un debate sobre Digitalización en Sanidad, entre el Dr. Julián Villacastín y el Dr. Julio Mayol, que tuve la oportunidad de moderar. En el 2018, en la 2ª edición del Máster en Dirección de Unidades Clínicas se hizo un seminario presencial “Salud digital. Tecnologías de la Información y su influencia en la Asistencia Sanitaria”. Con estos precedentes, en el reciente Máster de Gestión Clínica basada en el Valor- la innovación de la atención sanitaria en la era digital- se incluyó la lección: La digitalización al servicio de la gestión de pacientes.

Todas estas iniciativas tuvieron muy buena valoración por parte de los asistentes/participantes. En el último Patronato presenté, animado por Javier Elola y Julián Villacastín, con quienes había comentado el tema, la propuesta de abordar, desde la Fundación, un documento de calado sobre “La Digitalización del Sistema Sanitario”.

Aunque existen notables documentos al respecto, en general, adolecen de la perspectiva del profesional sanitario clínico y del paciente, así como de un marco de transformación del sistema sanitario. En nuestra opinión, había sitio para un documento con un enfoque centrado en los profesionales sanitarios y los pacientes, y que abordara la transformación del sistema.

P: ¿Cómo se gestó su elaboración?

R: Una vez que el Patronato aprobara la iniciativa, Javier Elola estableció contacto con varias sociedades científicas y asociaciones de pacientes, que reaccionaron de manera entusiasta y facilitaron candidatos a participar en el proyecto. El 12 de enero se celebró por video conferencia la primera reunión del grupo, en la que se presentaron los objetivos y el alcance, tentativo, del proyecto. El resultado fue muy estimulante.

P: ¿Las entidades participantes partían de alguna colaboración previa entre ellas?

R: La Fundación IMAS tiene una larga historia de colaboración con sociedades científico-médicas y más recientemente con asociaciones de pacientes, lo que ha facilitado muchísimo la rápida puesta en marcha del proyecto y alinear los objetivos de los profesionales sanitarios y de los pacientes en esa transformación.

R: Al principio constatamos en algunos participantes cierto escepticismo por la ambición del mismo, motivado por experiencias previas negativas, pero pronto se superaron. La transformación digital, más que un proyecto tecnológico es un proceso cultural. Estos procesos de cambio son complejos para cualquier organización, pero mucho más para instituciones sanitarias por su tradicional complejidad en las tareas de Gobernanza y Liderazgo. Por ello propusimos al grupo una estrategia de cambio viral, basada en la “capacidad infectiva” de sus miembros. Fue unánimemente aceptada y, a día de hoy, el grupo cuenta con más de 30 colaboradores activos, cifra que seguirá creciendo.

 

"La Fundación IMAS tiene una larga historia de colaboración con sociedades científico-médicas y más recientemente con asociaciones de pacientes"

 

P: ¿De las 10 recomendaciones del documento, cual considera la más urgente?

R: La palabra “Digitalización” tiene, en estos momentos, un aura de progreso, modernidad, innovación etc. y se está convirtiendo en un fin en sí mismo, cuando no deja de ser más que una herramienta. Por ello, no tanto por la urgencia, señalaría como recomendación más relevante, la primera de ellas: La digitalización del sistema sanitario debe estar al servicio del “cuádruple objetivo”: Mejorar la salud, mejorar la experiencia del paciente, mejorar la experiencia del profesional, aumentar la eficiencia.

P: ¿Podría describir cómo surgió y en qué consiste el Proyecto HDS?

R: Desde el principio teníamos claro que el trabajo del grupo no debía quedar en sólo un documento, sino que debía incitar a la acción para avanzar en la deseada transformación del sistema. En esa dinámica, una de las prioridades era reorientar el sistema hacia la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, lo que nos llevó a conceptualizar holísticamente la salud- desde la concepción hasta el último suspiro- y a partir de allí surgió la idea.

El Proyecto HDS: Historia Digital de salud, aspira a crear la historia digital de salud, de cada ciudadano a lo largo de toda su vida. Es un proyecto singular, transformador, ambicioso, transversal y vertebrador. Pionero en Europa y a nivel mundial, y que esperamos tenga un alto impacto en el sistema sanitario, en el bienestar de la población y en el crecimiento económico.

En las siguientes reuniones consensuamos una serie de características de la HDS: Atención a la salud del ciudadano, a lo largo de toda su vida, Basada en una Identidad Digital Única (promovida por el Parlamento Europeo), Interoperable entre los distintos Sistemas Regionales de Salud y con los distintos operadores privados (estandarización), Aspirando a ser interoperable con el resto de la Unión Europea, Atienda a las necesidades de los clínicos y de los pacientes , Incorpore información de todos los determinantes de la salud, Posibilite la medición y la investigación en resultados de salud, Construyendo sobre lo existente.

P: ¿Han hecho una estimación de la inversión que supondría esta transformación?

R: Indudablemente, es un proyecto de gran envergadura y largo recorrido. Su completo desarrollo e implementación superará, posiblemente, una década; estamos trabajando en definir la Hoja de Ruta e identificando subproyectos que puedan conseguir resultados relevantes para el ciudadano y los profesionales sanitarios en un plazo, no superior a dos años.

El proyecto va a ser costoso de desarrollar, implementar y mantener, creemos que puede ser un buen candidato a un Proyecto Tractor dentro del Marco Europeo “Next Generation”; es prematuro aventurar una cifra, pero no me sorprendería que fuera de decenas de millones de euros.

 

"El trabajo del grupo no debía quedar en sólo un documento, sino que debía incitar a la acción para avanzar en la deseada transformación del sistema"

 

P: ¿Estarían abiertos a que se sumasen más entidades?

R: Sin duda, entendemos que es imprescindible contar con todos los agentes del sistema sanitario para abordar un proyecto de transformación de esta envergadura; desde luego tendría que liderarlo el Gobierno de España, y deberían participar, además de las sociedades científicas y las asociaciones de pacientes, la industria, institutos tecnológicos y probablemente otras instituciones. Estamos iniciando contactos con estos agentes y los primeros resultados son esperanzadores.

P: ¿Cuáles son los siguientes pasos a dar en el grupo de trabajo?

R: Estamos en una fase muy avanzada de la Prueba de Concepto del proyecto, para ello hemos creado dos equipos de trabajo, uno centrado en el área de información, cuyo objetivo es definir los datos que deben incorporarse a la HDS, tanto de episodios asistenciales- públicos y privados, como datos administrativos, del entorno social, estilos de vida, medioambiente, dependencia-discapacidad. El segundo grupo tiene un enfoque más tecnológico y está validando su viabilidad técnica y económica.

P: ¿Qué nos ha enseñado la pandemia respecto a la digitalización del SNS?

R: Primero, que no estábamos preparados, a pesar de que llevamos años hablando de la digitalización en sanidad, los progresos que se habían alcanzado eran irrelevantes. En segundo lugar, que la gente ha reaccionado rápidamente y de manera muy positiva a utilizar las herramientas disponibles, a destacar la consulta virtual. Al ser un movimiento espontáneo ha estado penalizado por una falta de alineamiento entre los distintos agentes. Lo que demuestra, una vez más, que la digitalización del SNS es más un tema cultural que tecnológico; en esta ocasión, el cambio cultural lo ha provocado la pandemia.

P: ¿Qué mensaje le gustaría transmitir para acabar?

R: Me gustaría que la Fundación IMAS jugara un papel relevante en el proceso de Transformación Digital del Sistema Sanitario español, es un proceso que inevitablemente se va a abordar y sería imperdonable que su voz no se escuchara en este proceso. Sin la participación activa de los profesionales sanitarios/sociedades científico-médicas y de las asociaciones de pacientes no es posible abordar esa transformación con éxito y no se alcanzará el logro del “cuádruple objetivo”.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Acepto las cookies de este sitio. Políticas de privacidad