GRUPO DE TRABAJO INTERDISCIPLINAR PARA LA ATENCIÓN AL PACIENTE CRÓNICO Y DE EDAD AVANZADA

foto_crónicos

Organizaciones participantes

  • Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI)
  • Fundación Instituto para la Mejora de la Asistencia Sanitaria (Fundación IMAS)
  • Federación de Asociaciones Científico Médicas (FACME)
  • Sociedad Española de Medicina de Emergencias (SEMES)
  • Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG)
  • Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR)
  • Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC)
  • Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR)
  • Consejo General de Enfermería
  • Consejo General de Trabajo Social
  • Foro Español de Pacientes
  • Asociación de Pacientes con Pluripatología y Crónicos

Objetivo

La Sociedad Española de Medicina Interna, con la colaboración de la Fundación IMAS, ha impulsado en noviembre de 2019 un grupo de trabajo interdisciplinar compuesto por sociedades científicas, profesionales y de pacientes para mejorar la atención al crónico y de edad avanzada. Con las observaciones del grupo de trabajo se creará un documento de consenso que se enviará a otras sociedades científicas y entidades por si se quieren adherir al proyecto. Tras ello, se presentará a las administraciones sanitarias y a la opinión pública.

Paralelamente a este grupo de trabajo, se ha creado otro para abordar las necesidades del paciente agudo y críticamente enfermo. Estas iniciativas entran dentro del proyecto del Hospital del Futuro, el cual tiene como objetivo transformar la asistencia y basar la organización sanitaria en las necesidades del paciente actual, más añoso y con mayor carga de comorbilidades.

Algunas cifras

El 70% de los mayores de 65 años padecen algún proceso crónico, con entre una y cuatro patologías por persona. La atención a estas enfermedades representan el 80% de las consultas de atención primaria, el 60% de los ingresos hospitalarios y del 85% de los ingresos en Medicina Interna, y suponen más del 80% del gasto sanitario actual. Con las proyecciones de población del Instituto Nacional de Estadística (INE), de mantenerse las actuales tasas de frecuentación, habría un incremento de ingresos en las salas de Medicina Interna de un 33% en 2030 y del 103% en 2050, respecto a los datos de 2013.

Propuestas

Entre las cuestiones más relevantes del proyecto figura el centrar realmente la asistencia en el paciente. Para ello, se quiere impulsar la gestión por procesos asistenciales; la creación de redes asistenciales; y una mayor integración entre niveles asistenciales, así como entre la asistencia sanitaria y los servicios sociales. Además, se pone de manifiesto la importancia la importancia de que el paciente sea agente activo de su propia salud. Por este motivo se propone impulsar la formación de pacientes y cuidadores en el manejo de la enfermedad y en el uso del sistema sanitario.

Por otro lado, el grupo de trabajo considera indispensable realizar una evaluación social-familiar en la historia clínico-asistencial de los pacientes crónicos para diseñar estrategias de atención que tenga en consideración la situación de cada persona. En este sentido, se propone la elaboración de planes de cuidados individualizados contemplando las situaciones al final de la vida.

Otra de las cuestiones relevantes para mejorar la atención al paciente crónico y de edad avanzada es la evaluación del estado funcional del paciente previamente y con posterioridad a la intervención. Asimismo, sería necesario introducir buenas prácticas en los episodios que requieren hospitalización para evitar el síndrome post-hospitalización (deterioro cognitivo, del estado nutricional, de la deambulación, etc.). Además, el grupo considera fundamental garantizar una atención de máxima calidad las 24 horas los 7 días de la semana.

Existe un acuerdo unánime en la necesidad de evaluar por resultados en salud y hacerlos públicos. No puede existir “empoderamiento” del paciente sin que éste tenga acceso a una información de calidad sobre el desempeño de los distintos servicios y la evidencia disponible en resultados en salud. Se constata por todos los asistentes la escasa adecuación de los sistemas de información para poder alcanzar estos objetivos.

Los asistentes a la reunión coinciden en que la evaluación del desempeño de los servicios sanitarios debe basarse en el “valor” que añaden. Se entiende por valor la mejora en la salud y calidad de vida de los ciudadanos con el uso más eficiente de los recursos disponibles. No se producen incrementos de valor si no hay mejoras en la salud y calidad de vida.

Banco de buenas prácticas de mejora del Sistema Nacional de Salud

El grupo de trabajo ha acordado elaborar un banco de buenas prácticas de mejoras del Sistema Nacional de Salud para ilustrar líneas de mejora que puedan servir de referencia para distintos hospitales, servicios y unidades. En dicho documento se recomienda introducir en el documento alguna referencia al coste de las medidas que se proponen, coincidiendo en que las líneas propuestas tienden a ser coste-efectivas (ejemplo: artroplastia de cadera con alta en 24 horas), así como al trayecto a recorrer desde la situación actual a la propuesta. El criterio de invertir en lo que añade valor y “desinvertir” en aquello que no lo hace (ejemplo: Choosing Wisely”) debería presidir este razonamiento. Otro aspecto que se considera conveniente destacar es el de “humanización de la asistencia”.

Patrocinadores IMAS

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Acepto las cookies de este sitio. Políticas de privacidad